Prolapso rectal en gatos

Prolapso rectal en gatos

No es raro ver a nuestros gatos con ano irritado. Podrías ser consciente del problema por un lamido excesivo del gato en la zona perianal. La gravedad de la irritación depende de la causa y la irritación leve no siempre requiere intervención médica. El prolapso rectal, una condición en la que las paredes del recto se mueven más allá del ano para estar fuera del cuerpo, puede ser causado por varias razones. En estos casos, la visita del veterinario es imprescindible ya que la falta de atención puede acarrear graves consecuencias.

En este artículo de ExpertoAnimal te contamos todo lo que necesitas saber al respecto prolapso rectal en gatoscentrándose en las causas, el tratamiento y las opciones quirúrgicas disponibles.

¿Ano inflamado o prolapso rectal?

El ano de un gato puede inflamarse por una variedad de razones. Por ejemplo, la diarrea aumenta la cantidad de deposiciones y el gato requiere más esfuerzo para producirlas al defecar. El resultado es la irritación de la zona anal. Los síntomas de esta irritación incluyen enrojecimiento e hinchazón. Sin embargo, un ano inflamado no es lo mismo que un prolapso rectal, aunque el primero puede ser un precursor del segundo.

Prolapso rectal significa que el tejido del recto que debería estar dentro del cuerpo pasa por encima del umbral del ano y lo evita. El tejido interno es diferente del tejido externo. la mucosa pared gastrointestinal estructurado de tal manera que absorbe los nutrientes y otros materiales que pasan a través de él. Por naturaleza es muy sensible y se daña fácilmente. Externalizar esto no solo es muy doloroso para el animal, sino que puede provocar infecciones, traumatismos y otros daños que afectan el bienestar general del gato.

El prolapso rectal no siempre es el resultado de un ano inflamado. Dependerá de una serie de factores, incluida la causa raíz, la progresión del problema y si tiene algún efecto. tratamiento implementado.

Tipos y síntomas del prolapso rectal en gatos

El prolapso rectal ocurre en diversos grados según la gravedad de la afección. Estos pasos son tan significativos que se les ha dado una terminología individual. Están:

  • Prolapso de la mucosa: también conocido como prolapso incompleto, ocurre cuando las paredes mucosas del recto sobresalen fuera del ano, pero ya no. Una vez más, esto puede convertirse en un problema más grave sin el tratamiento adecuado. La forma se ve diferente porque las paredes mucosas se doblan cuando sobresalen.
  • Prolapso rectal completo: como su nombre indica, es cuando se extrae todo el recto del ano. Como puede ver en la foto de abajo, el recto tiene una forma casi cilíndrica y de color rojo.
  • Intususcepción rectal interna: esto es cuando el tejido gastrointestinal interno pliega el recto sobre sí mismo, a veces llamado «telescopio». Puede ser asintomático porque el prolapso ocurre dentro del cuerpo, pero es posible que vea síntomas similares a otros tipos de prolapso rectal.

Además de ver la realidad saliente del recto a través del ano, es probable que vea otros síntomas concurrentes de prolapso rectal. Estos incluyen cambios de comportamiento debido a la condición:

  • Mayor esfuerzo al defecar
  • Dolor claro, incluida la voz durante la defecación.
  • lamidas frecuentes de la zona anal
  • Apatía y letargo
  • Pérdida de apetito
Prolapso rectal en gatos - Tipos y síntomas de prolapso rectal en gatos

Imagen: veterinaria1994.blogspot.com

Causas del prolapso rectal en gatos

Las verdaderas causas del prolapso rectal son relativamente desconocidas. Se cree que la razón principal por la que sucedió es demasiado durante la defecación. Esto debe ser significativo y durante un período prolongado, ya que lleva tiempo que los músculos rectales se debiliten.

Dado que se cree que el sobreesfuerzo es la causa, el estreñimiento severo, la diarrea y obstrucción anorrectal (que puede ser causado por un cuerpo extraño) factores que pueden ser parte de ella. También es posible que el gato tenga problemas para orinar y ejerza más presión sobre el recto cuando intenta orinar. El parto puede debilitar ciertos músculos y el prolapso rectal es más probable. En los gatos mayores, los tumores rectales pueden provocar un prolapso rectal.

También es importante distinguir entre el prolapso rectal y otros problemas relacionados con el área circunscrita. Estrictamente hablando, los gatos no tienen hemorroides, una condición que tienen los humanos y que puede parecer un prolapso incompleto. Sin embargo, pueden tener problemas en las glándulas anales que causan hinchazón justo al lado del ano. Esto es algo que el veterinario tiene que determinar y tratar en consecuencia.

Prolapso rectal en gatitos

Necesitamos llamar la atención sobre el prolapso rectal en los gatitos porque los gatos jóvenes tienen más probabilidades de sufrir diarrea. La razón de esto es un sistema inmunológico subdesarrollado y la vulnerabilidad a las enfermedades y infestación parasitaria. Los parásitos pueden afectar el sistema gastrointestinal de varias maneras.

El prolapso rectal es más común en gatitos menores de 6 meses. La evacuación frecuente puede causar irritación anal y, en los casos más graves, prolapso. El tratamiento del prolapso rectal en gatitos es similar al tratamiento de gatos adultos. Sin embargo, dado que son más vulnerables, la asistencia veterinaria es aún más importante. El cuadro clínico puede degradarse rápidamente y es posible que no tengan fuerzas para recuperarse.

Prolapso rectal en gatos - Prolapso rectal en gatos

Tratamiento para el prolapso rectal en gatos

Los casos más leves de prolapso rectal generalmente se resuelven solos con el tratamiento de la causa subyacente. Aunque la hinchazón puede ser leve, generalmente se necesitan antiparasitarios y antibióticos. Por este motivo, incluso en los casos menos graves, es importante llevar al gato al veterinario. Si no se trata la causa subyacente, el prolapso puede empeorar. La intervención directa y rápida es la mejor manera de lograr un buen pronóstico.

Los medicamentos por sí solos se consideran un tratamiento conservador y no resolverán todos los prolapsos rectales. Esto se debe en parte a la tejido prolapsado es necesario devolverlo a su posición original. Para devolver el tejido prolapsado a su posición original, suele ser necesaria una intervención quirúrgica. Esto es especialmente cierto con el prolapso rectal total. La operación se realizará con el gato bajo anestesia.

La intervención médica inmediata es particularmente importante con el prolapso rectal total en un gato. Si el tejido interno está fuera del cuerpo por mucho tiempo, puede inflamarse. necrótico (muerto). En estos casos, parte de la cirugía involucrará el tejido necrótico, antes de que el recto se vuelva a colocar en el cuerpo. En casos de prolapso rectal recurrente, la colopexia laparoscópica se puede utilizar como un método quirúrgico más rápido y efectivo.[1].

Tras la operación, es habitual que el veterinario recomiende una dieta rica en fibra. Esto mejorará la consistencia de las heces y el tránsito intestinal. También pueden prescribir productos para aliviarlos y medicamentos para el dolor y la irritación. Como prevención, es importante que el gato desparasitado internamente de manera regular. Si su gato desarrolla prolapso rectal recurrente, es extremadamente importante que todos los aspectos de su salud dietética sean monitoreados y su comportamiento monitoreado de cerca.

Prolapso rectal en gatos - Tratamiento para el prolapso rectal en gatos

¿Se puede tratar el prolapso rectal en casa?

Es posible que haya leído sobre posibles tratamientos caseros o naturales para el prolapso rectal en perros. Algunos afirman que los productos ayudarán como el aloe vera para calmar la zona y tratar la afección. Sin embargo, esto es ineficaz. Hay al menos alguna evidencia que sugiere que puede ser tóxico[2].

El problema es que incluso los casos leves pueden empeorar con un tratamiento inadecuado. Es vital que acudamos al veterinario para asegurarnos de que se toman las medidas correctas. El prolapso rectal no tratado o descuidado puede provocar necrosis o infección, lo que dificulta la aptitud física el gato en peligro. Entre observar el prolapso y llevar al gato al veterinario, debemos cubrir la zona con una gasa empapada en solución salina.

También tendremos que vigilar al gato para que no empeore la situación lamiéndolo o arañándolo. Puede ser necesario el uso de un collar isabelino, que el veterinario también puede traer después cirugía.

Este artículo es solo para fines informativos. ExpertoAnimal no tiene autoridad para prescribir ningún tratamiento veterinario ni para realizar un diagnóstico. Te invitamos a llevar a tu mascota al veterinario si sufre alguna afección o dolor.

Si desea artículos como Prolapso rectal en gatosle sugerimos que visite nuestra categoría de otros problemas de salud.

Artículo anteriorDiferencias entre gato persa vs angora
Artículo siguienteDieta blanda para gatos con diarrea