Las enfermedades que los gatos contraen con más frecuencia

Las enfermedades que los gatos contraen con más frecuencia

¿Tu gato parece no estar bien? ¿Has visto algún signo de una enfermedad, pero no sabes cuál? Descubre qué enfermedades son las más frecuentes en los gatos. Recuerda que tomar las medidas adecuadas y recibir ayuda de un veterinario puede ayudar a tu mascota a mejorar rápidamente.

Enfermedades del aparato digestivo

La mayoría de las veces, los gatos enferman de cosas que afectan a su estómago, como diarrea, infecciones o parásitos. El sistema digestivo de la mascota también puede verse afectado por la formación de los llamados pilobezoares, que son causados por restos de pelusa. En estos casos, una respuesta rápida puede evitar que el felino necesite una intervención quirúrgica y que vuelva a tener el mismo problema.

Otro punto importante son las alergias. Cuando esto ocurre, hay que averiguar qué es lo que provoca el malestar y eliminarlo de la dieta del gato.

Obesidad

Hasta el 40% de las enfermedades de los gatos se deben a que están demasiado gordos. Por ello, es muy importante asegurarse de que tu mascota tiene una dieta sana y se mantiene en un peso saludable. Establece horarios de alimentación en casa y mide bien las porciones. Además, cuida que tu gato se mueva lo suficiente para mantenerse en forma.

Sin embargo, si está demasiado gordo, tendrás que llevarlo al veterinario, quien le propondrá un plan de alimentación. Esto es muy importante porque las articulaciones y el flujo sanguíneo del animal se debilitan cuando su sistema digestivo se llena demasiado.

Enfermedades del sistema urinario

El sistema urinario de los gatos es muy sensible, por lo que es una zona muy propensa a enfermedades, tales como la inflamación de la vejiga. En este aspecto, también pueden sufrir cálculos renales y que sus riñones dejen de funcionar.

Factores como la genética, las infecciones o enfermedades previas pueden hacer que el sistema urinario del felino colapse.

Si crees que tu mascota tiene una enfermedad del tracto urinario, como cuando orina sangre, debes hablar con un especialista lo antes posible.

Enfermedades pulmonares

Se manifiestan como un resfriado normal, el animal tendrá secreción nasal, estornudos, problemas para respirar y ojos rojos. Sin embargo, es importante recordar que el resfriado de un gato no es algo para tomar a la ligera.

Pide una cita con un veterinario si tu mascota estornuda demasiado o tiene escurrimiento nasal. Un buen medico diagnosticará el problema y, si es necesario, le dará un tratamiento adecuado.

Enfermedades que se contagian

La mayoría de las enfermedades infecciosas se propagan a través de los gatos que salen al exterior, pero la enfermedad también puede contagiarse a las mascotas que permanecen en el interior. Los virus pueden introducirse en el hogar a través de objetos como los zapatos de las personas. Las enfermedades infecciosas se presentan de muchas formas, y algunas pueden incluso ser mortales.

Una de las enfermedades infecciosas que pueden afectar a los gatos es la panleucopenia, que puede debilitar a la mascota y hacer que le salga pus de la nariz, entre otras cosas. Hace que el estómago y los intestinos duelan mucho y cuando se trata de gatos jóvenes, esta enfermedad puede provocar la muerte de hasta el 75% de ellos.

Los más viejos no suelen mostrar signos de infección o sólo una infección muy leve, pero como se mencionó antes, pueden ser portadores que contagien la infección y afecten la salud de otras mascotas en el hogar.

La leucemia en los gatos es otra enfermedad causada por un virus. Sus síntomas son, entre otros, no tener hambre, vomitar y tener diarrea. La leucemia es una enfermedad que no se puede curar, pero sus síntomas se pueden aliviar con la ayuda de un veterinario.

Te puede interesar

Artículo anteriorDemodex en perros, tratamiento casero y cuidados
Artículo siguienteParvovirosis canina, síntomas y tratamiento (Tifus en los perros)