Frutas y verduras que los gatos no pueden comer

Frutas y verduras que los gatos no pueden comer

Puede ser difícil para nosotros como humanos comer la cantidad adecuada de frutas y verduras. Son fuentes muy importantes de varios nutrientes que necesitamos para mantenernos vivos. Muchos de nosotros aplicamos este mismo razonamiento a nuestros gatos, pero hacerlo es un error. hay gatos atar a los carnívoros y la gran mayoría de su nutrición debe provenir de proteínas animales. Esto es más comúnmente en forma de carne y pescado. Un poco de fruta y verdura puede ayudar a complementar su nutrición o al menos proporcionarle un sabor agradable. Demasiado puede causar malestar gastrointestinal. Sin embargo, algunas frutas y verduras pueden ser tóxicas para los gatos. Sus resultados de salud pueden tener consecuencias graves.

En ExpertoAnimal enumeramos los frutas y verduras que los gatos no pueden comer. Te explicamos por qué estos alimentos son malos para los gatos y qué riesgos para la salud puede causar nuestro consumo.

¿Las frutas y verduras son malas para los gatos?

Como se indicó en la introducción, los gatos son carnívoros obligados. Su organismo es tal que requieren nutrientes que solo pueden encontrarse de forma natural en alimentos derivados de animales, especialmente carnes y pescados. Su dieta les exige comer una mayoría de proteína animal, una cantidad moderada de grasa y una cantidad baja de carbohidratos. También necesitan ciertos nutrientes y compuestos orgánicos que no pueden sintetizar de forma natural, por ejemplo taurinaderivados de animales.

Las frutas y verduras son generalmente bajas en proteínas y grasas, pero pueden tener un alto contenido de carbohidratos en forma de azúcares. El aguacate es una rara excepción de las frutas que también tienen un alto contenido de grasa. Debido a las altas concentraciones de nutrientes que no quieren y las bajas concentraciones de nutrientes que necesitan, comer demasiadas frutas y verduras será malo para ellos. En el mejor de los casos, proporcionarán calorías vacías, al menos lo harán nutricionalmente deficiente.

Sin embargo, algunas pequeñas porciones de frutas y verduras para gatos pueden proporcionar algún beneficio. Ciertas frutas y verduras contienen vitaminas y minerales que los gatos no pueden sintetizar de forma natural. Lluvia Pesada en algunas frutas y verduras también pueden ayudar a los gatos, sobre todo si tienen problemas digestivos. Sin embargo, siempre tendremos que tener cuidado. Si bien un alto contenido de fibra puede ser positivo, un contenido de azúcar igualmente alto puede negarlo.

Puede notar que su gato está interesado en comer frutas y verduras que se encuentran en la casa. Aunque los gatos no pueden saborear la dulzura de la misma manera que otros animales, aún pueden disfrutar de la frescura de estos alimentos. Por esta razón, las porciones pequeñas de frutas y verduras pueden ser una buena manera de trato arbitrario.

Frutas y verduras venenosas para los gatos

Aunque los felinos domésticos deben evitar una dieta con alto contenido de frutas y verduras, hay algunas frutas y verduras que deben evitar por completo. Esto es porque compuestos tóxicos que se pueden encontrar en su piel, carne o incluso en sus semillas o huesos. Aunque el gato no quiere comer las semillas, puede ingerirlas accidentalmente o romperlas mientras juega.

Muchas verduras y frutas son malas para los gatos, pero solo son tóxicas en grandes cantidades. Afortunadamente, muchos gatos se negarán a comer algunas de estas frutas y verduras, pero siempre debemos tener cuidado. Pueden encontrarse en otros productos alimenticios, especialmente en forma concentrada. Si hubiera un gato para comer frutas o verduras toxicas, pueden desarrollar intoxicación alimentaria. Los síntomas de intoxicación en gatos incluyen:

  • hipersalivación
  • vómitos
  • Diarrea
  • Mayor consumo de agua
  • Pérdida de apetito
  • Falta de cordinacion
  • Dolor abdominal
  • Dilatación de pupila
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Dificultades respiratorias
  • membranas mucosas amarillas
  • convulsiones
  • Choque

La gravedad de los síntomas dependerá de la toxicidad y la cantidad de alimentos consumidos. Si vemos alguno de los síntomas anteriores y tememos que puedan ser ebrio, debemos llevarlos a un veterinario inmediatamente. Aunque es peligroso comer la comida equivocada, también debes preocuparte si tu gato no está comiendo porque podría estar relacionado con diversas enfermedades.

Los gatos no pueden comer fruta.

En pequeñas cantidades, los gatos pueden comer muchas frutas sin problema. Hay algunos que pueden causar daño, especialmente si se comen en grandes cantidades. Las frutas que se consideran tóxicas para los gatos incluyen:

Palta

Su alto contenido en grasas la convierte en una fruta prohibida para los gatos. Su ingestión puede dar lugar a una enfermedad llamada pancreatitis, es decir, inflamación del páncreas. Otro problema se debe a una toxina fungicida conocida perejil. Se encuentra en cantidades bajas en la carne, pero está muy concentrado en la piel y el intestino. Su consumo está asociado a un trastorno gastrointestinal severo, pero afortunadamente rara vez ocurre en gatos.

Uvas, pasas y grosellas

Las uvas y las grosellas son perjudiciales para los gatos, al igual que sus formas secas, como las pasas o las sultanas. Son altamente tóxicos para los gatos y su consumo puede provocar insuficiencia renal aguda e incluso la muerte. Esto puede suceder con solo una cantidad relativamente pequeña consumida. Por este motivo, no solo no debemos dar nunca este producto a los gatos, sino que debemos asegurarnos de que no tengan acceso a él en casa.

Naranjas, limones, mandarinas y pomelos

Los cítricos como la naranja, el limón, la mandarina o el pomelo se consideran frutos nocivos para los gatos. Esto se debe a su acidez, que es lo que puede causar irritación gástrica. Afortunadamente, estos animales no se sienten particularmente atraídos por la fruta.

Manzanas, melocotones, ciruelas, peras y cerezas

La pulpa de la manzana es una fruta saludable para los gatos, pero la incluimos en la lista porque sus semillas contienen sustancias que pueden provocar la reproducción. cianuro. Específicamente, el cianuro inhibe una enzima necesaria para transportar oxígeno entre las células. Por tanto, si se lo ofrecemos a los gatos, debemos asegurarnos de que no haya semillas ni siquiera hojas de manzano presentes. Los huesos de otras frutas, como melocotones, nectarinas, ciruelas, peras, cerezas o albaricoques, también provocan este mismo problema.

Si los gatos sufren de insuficiencia renal, será necesario modificar su dieta. Consulte nuestro artículo sobre recetas para gatos con enfermedad renal para obtener más información.

Los gatos no pueden comer verduras.

Muchas de las verduras que comemos como parte de una dieta perfectamente equilibrada también son adecuadas para los gatos. Hay algunos que son tóxicos por varias razones y es mejor evitarlos. En particular, debe tener cuidado con lo siguiente:

cebollas y ajo

Hay una sustancia llamada cebolla y ajo. triosulfato. Esto se asocia con la aparición de anemia hemolítica, un problema debido a la ruptura de los glóbulos rojos que puede llevar a la muerte de un gato. Para que esto le suceda a nuestros gatos, tendrían que comer grandes cantidades o dosis más pequeñas durante un largo período de tiempo. Además, la cebolla y el ajo pueden causar diarrea y vómitos. Los puerros, los chalotes y las cebolletas también contienen trisulfato y, por lo tanto, están incluidos en la lista de verduras prohibidas para gatos.

Patatas

Las patatas son tubérculos que contienen solanina, que es tóxica para los gatos, así como para los humanos y los perros. La buena noticia es que se puede eliminar cocinando. Por este motivo los gatos pueden ingerirlo papas hervidas, pero en pequeñas cantidades. Esto se debe a que las papas tienen un alto contenido de carbohidratos. Además, las papas hervidas deben ser simples y la sal, la grasa y las especias pueden dañarlas.

Tomates

Aunque no parecen papas, son de la misma familia de plantas conocidas como papas. solanáceas (sombras nocturnas). Por este motivo, los tomates también contienen solanina cuando aún no están completamente maduros y pueden ser perjudiciales para los gatos. También hay que tener cuidado con la planta, ya que si el gato tiene acceso, podría masticarla e ingerir sus hojas o tallos, que también contienen solanina.

¿Puede un gato ser vegetariano?

Muchos conservacionistas no comen alimentos derivados de productos animales, pero también tienen gatos en casa. Es comprensible que no quieran alimentar a un gato con proteína animal si quieren evitar la crueldad animal. Desafortunadamente, como se describió anteriormente, los gatos son carnívoros obligados. Requieren nutrientes derivados de animales para sobrevivir.

Hay varios estudios que sugieren alternativas a base de plantas para gatos, pero todavía tienen que obtener resultados concluyentes. Puedes comprar comida vegana para gatos, pero requerirá suplementos sintéticos que pueden ser difíciles de introducir en la dieta de un gato. Para la salud de un gato, lo mejor es proporcionarle un alimento de alta calidad derivado de proteína animal.

Obtenga más información con nuestro artículo sobre si los gatos pueden ser veganos.

Si quieres leer artículos similares a Frutas y verduras que los gatos no pueden comerte sugerimos visitar nuestra categoría de dietas caseras.

Artículo anteriorLas 10 razas de gatos más inteligentes
Artículo siguienteLas razas de gatos más lindas del mundo.