¿Cómo enseñar a un perro a orinar en el lugar correcto?

Cómo enseñar a un perro a orinar en el lugar correcto

Abrir las puertas de tu casa a un cachorro es maravilloso, pero una de las mayores dudas que persisten en estas horas es cómo enseñar a un cachorro a hacer necesidades en el lugar adecuado. Este tipo de adiestramiento no es tan difícil como podría pensarse, pero requiere paciencia y persistencia del tutor, ya que el proceso de aprendizaje de los perros no es inmediato y puede ser aún más difícil cuando se trata de un perro adulto o anciano.

¿Quieres saber cómo entrenar a un cachorro para que haga necesidades en el lugar adecuado? le ayudaremos en esta misión: hemos preparado un paso a paso que le ayudará a enseñar a los perros de todas las edades a no perderse el lugar del baño pequeño. Compruébelo y sorpréndase con el resultado.

Paso 1: Determinar el lugar que servirá de baño para el perro

Para saber cómo hacer que el perro haga las necesidades en el lugar adecuado, el primer paso es definir exactamente cuál es ese «lugar adecuado». Es bueno tener cuidado con esta elección, para que el rincón destinado a las necesidades del animal esté lejos de donde el perro come y duerme, por ejemplo. Además de ser una cuestión de higiene, es algo que contribuye al mayor confort de la mascota.

Otro consejo es elegir un espacio que no sea demasiado ruidoso y que ofrezca la intimidad que su doguinho necesita en estos momentos. Una buena idea es intentar hacerlo en algún rincón del área de servicio.

Paso 2: Elegir un material adecuado, como una alfombra para perros

La alfombra higiénica para perros es la mejor opción para atender las necesidades de tu mascota.

Algunas personas prefieren hacer el baño de la mascota con papel de periódico viejo para perros, pero esto está lejos de ser la mejor alternativa (y es algo que puede incluso causar dermatitis y alergias en la piel del perro). Por ello, lo ideal es invertir en materiales más adecuados para atender las necesidades de tu mascota, como bandejas sanitarias o una alfombra higiénica para perro. Las famosas colchonetas suelen ser la opción preferida de los tutores, y se pueden encontrar en dos versiones: la colchoneta higiénica lavable o la desechable para perros.

Paso 3: Observar las señales del perro con ganas de orinar

Antes de que el cachorro haga pipí, el cachorro da señales de que está a punto de ir al baño

A menudo el cachorro da algunas señales de que va a hacer pis o caca: empieza a olfatear todo el entorno en busca del mejor rincón para hacer sus necesidades, y puede estar bastante inquieto. En algunos casos, el animal incluso se lame las regiones genitales y sigue dando vueltas en el mismo lugar. Si esto ocurre, haz sonar la alarma y evita que el perro orine en el lugar equivocado si es necesario

Paso 4: Crear una orden de acción y dirigir al perro al baño

Una forma de enseñar al perro a hacer necesidades en el lugar correcto es con la creación de comandos

Cuando te des cuenta de que el perro va a orinar, lo ideal es llevarlo directamente a la bandeja sanitaria o a la alfombrilla para mascotas. También es importante crear una orden de obediencia para la acción de orinar en el lugar correcto. Una buena idea es utilizar una palabra fuerte que sea fácil de memorizar para el animal, como «pis» o «alfombra». Esto facilita que su mascota se dé cuenta de que tiene que ir a ese lugar cuando necesita hacer pis.

Paso 5: Ofrecer recompensas cada vez que el perro haga pis y caca en el lugar correcto

El refuerzo positivo es la mejor manera de conseguir que tu mascota utilice la alfombra del orinal para cachorros.

El refuerzo positivo es una de las mejores formas de aprender a enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades (y esto también es válido para los perros mayores). Funciona de la siguiente manera: cada vez que el cachorro recurra a su propio baño para hacer sus necesidades, debes premiarlo por su buen comportamiento. Además de las golosinas, los elogios, el afecto y las palabras de aliento como «¡buen chico!» funcionan muy bien.

Paso 6: Si el cachorro no acierta, reconoce el error sin castigarlo

El pis del cachorro puede aparecer en lugares inesperados, pero no luches contra él en esas ocasiones

Los perros a veces tardan en distinguir lo que está bien o mal, por lo que apenas aprenden a hacer las necesidades en el baño al principio. Aquí es donde entran en juego la paciencia y la persistencia: el cachorro se equivocará unas cuantas veces antes de acertar, pero no hay que castigarle por ello. Puedes llamarle la atención e intentar corregir el comportamiento, siempre intentando dirigirlo al lugar adecuado, pero nada de agredir físicamente o castigar al animal. Esto puede generar traumas en la mascota.

Paso 7: Mantener el baño del perro siempre limpio

La limpieza del entorno evita que el perro vuelva a hacer las necesidades en el lugar equivocado

Ahora que ya sabes cómo enseñar al perro a usar una alfombra sanitaria, es bueno reforzar que la limpieza del entorno debe hacerse con regularidad (no sólo para quitar el olor a pis de perro del sitio, sino también para cuidar la higiene de la mascota). Utiliza productos específicos para ello, y haz una limpieza periódica.

Ah, y si el perro orina en el lugar equivocado, ¡esta limpieza debe ser aún más intensa! En estos casos, evita los productos que contengan cloro o lejía en su composición, porque pueden tener el efecto contrario y hacer que el perrito vuelva a orinar en ese lugar con una frecuencia aún mayor.

Te puede interesar

Artículo anteriorAprende a enseñar a tu gato a usar la caja de arena
Artículo siguienteUn cachorro estresado, ¿cuáles son los signos y cómo tratarlos?