¿Cómo elegir una buena clínica veterinaria?

¿Cómo elegir una buena clínica veterinaria?

Cuando tenemos una nueva mascota, una de las primeras cosas que hacemos es buscar un buen veterinario. A la hora de elegir el consultorio adecuado, tenemos que pensar en cosas como la distancia a la que se encuentra y si el médico tiene o no la formación adecuada. Si tomamos la decisión correcta, el veterinario podría incluso salvar la vida de nuestra mascota.

Prestar atención a lo que sabe el médico y a cómo actúa

En primer lugar, hay que pensar en lo que sabe el veterinario y en lo bueno que es. Estas cosas pueden ayudar a que el animal viva más tiempo en el futuro. Es bueno que el médico no sólo haya estudiado su grado universitario, sino que haya realizado cursos y formación especializada. Por ello, estará al día de las nuevas formas de tratar ciertas enfermedades y terapias que no se utilizan habitualmente.

La forma en que el médico trata sus pacientes también es muy importante. Un buen veterinario debe informar al dueño de lo que le ocurre a la mascota y prestarle mucha atención. También es importante que sea capaz de hablar de la enfermedad de forma objetiva y fácil de entender, además de que tenga paciencia. Después de todo, tratan con animales enfermos y los expertos deben decir qué pasa y por qué.

Asegúrate de que se lleva bien las mascotas

Un buen veterinario se preocupa por los animales, pero mantiene las distancias y hace su trabajo siempre. Puede jugar con ellos, pero también tiene que ser resolutivo y trabajar con rapidez.

En este aspecto, en cuanto el médico entra en la consulta, puedes ver lo que siente por el animal. Observa si ha dejado que tu mascota lo salude, si es amable y si intenta que los procedimientos sean lo menos dolorosos posible. Intenta ver cómo habla y si consigue calmar los nervios del animal.

Investigar que ofrece la clínica y dónde está

Cuando busques un veterinario, debes mirar primero los consultorios cercanos a tu casa. Algunas enfermedades necesitan ser revisadas todos los días, lo que puede ser difícil en una clínica que esté lejos. En caso de emergencia, es vital llegar lo antes posible. También es importante saber a qué hora abren, a qué hora cierran y si los fines de semana trabajan menos tiempo.

En este sentido, un lugar que esté abierto las 24 horas del día sería lo ideal. Si no es el caso, pregunta cuáles son los números para obtener ayuda de emergencia. Hay consultorios con personal que se desplaza a tu casa, por lo que no está de más saberlo. También es útil saber si hacen cosas regulares como la castración, la esterilización o la colocación de chips. De igual forma, no hay que olvidar preguntar cuánto cuesta recibir atención veterinaria en un lugar determinado, porque muchas veces el presupuesto es lo que decide todo.

Un detalle que muchos dueños suelen omitir es preguntar qué clase de animales se atienden, ya que la mayoría de las personas tiene perros o gatos y olvidan que hay otras especies que se pueden tener como mascotas, tales como los pájaros, roedores, iguanas u otra clase de animales exóticos.

Averigua cuáles son las herramientas del consultorio

Si tu mascota enferma muy seguido, es importante que la clínica que elijas tenga muchas herramientas y medicamentos. Tener todas las pruebas diagnósticas necesarias en un mismo lugar es una gran ventaja, sobre todo cuando la vida del animal puede depender de la rapidez con que se hagan. Hay que investigar si tienen equipos para analizar la sangre, la orina y las heces, así como un aparato de rayos X, un ecógrafo o un electrocardiógrafo.

Si no los tienen, averigua qué tipo de tratamientos pueden hacer ahí. Si es un lugar pequeño, sería bueno que supieras dónde encontrar especialistas en la zona que tengan equipos modernos.

¿Qué opinan otros clientes del veterinario?

Si no estás seguro de qué consultorio elegir, puedes pedir consejo a amigos o hasta en Internet. Muchos dueños de perros y gatos participan en foros y publican comentarios sobre sus experiencias. Al final, se trata de saber buscar bien y tener las mejores referencias para garantizar la salud de las mascotas.

Artículo anterior¿Cómo preparar a tu mascota para un vuelo?
Artículo siguiente¿Cuál es el mejor alimento para los gatos?