Cómo darle un masaje a un gato

Cómo darle un masaje a un gato

Los gatos tienen una reputación inmerecida como animales con poco tiempo para el afecto. Lo cierto es que la gran mayoría de nuestros compañeros felinos disfrutarán de la caricias y masajes con gusto los proporcionamos. Aquellos que no son masajistas tienden a tener problemas con la socialización o la interacción humana, que se pueden cambiar con refuerzo positivo. El masaje también es una excelente manera de mejorar el vínculo entre humanos y gatos.

En este artículo de ExpertoAnimal te mostramos como dar un masaje a un gato para que pueda descansar. Te proporcionamos una guía paso a paso y te mostramos los beneficios de esta práctica. También te daremos información adicional que debes tener en cuenta, como las precauciones que debes tomar antes de darle un masaje a tu gato.

¿A los gatos les gusta que los acaricien?

Antes de explicar cómo Dale a tu gato un masaje relajante, hay que tener claro que la gran mayoría de los gatos disfrutan de las caricias y mimos que les damos. Los gatos son animales domesticados. La relación con personas que han desarrollado algunas características infantiles. Para ellos, sus cuidadores humanos son como madres. Los mimos y el cariño que les damos no solo los aceptan de buena gana, sino que los buscan activamente.

Si prestamos atención al comportamiento de nuestros gatos, nos daremos cuenta de que cuando se frotan contra nosotros, suelen seguir el mismo patrón. A menudo comienzan con la cabeza y luego continúan a lo largo del cuerpo hasta llegar a la cola. Esto se debe a que estas áreas cuando se estimulan con acariciar o frotar Las feromonas que liberan sus glándulas producen un efecto relajante. Este patrón nos ayudará a entender la mejor forma de masajear a un gato para que se sienta lo más cómodo y relajado posible.

Cómo darle un masaje a un gato - ¿A los gatos les gusta que los acaricien?

Los beneficios del masaje para gatos

proporciona un masaje beneficios no sólo para los que reciben, sino también para los que dan. Un masaje bien ejecutado debe ser un momento de bienestar y relajación. Actúa como un calmante para el estrés que es beneficioso para todos los gatos, pero especialmente para aquellos que son vulnerables debido a la edad o la enfermedad.

además, el relación Tanto el cuidador como el gato refuerzan este contacto. El masaje debe ser una práctica establecida ya que es agradable para ambas partes. Un estudio en profundidad publicado en 2009 muestra que tener un gato tiene un efecto tan calmante en las personas que puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.[1]. Se cree que esto se debe a la caída de la presión arterial que sufre un gato. Incluso se están implantando en hospitales, centros médicos y colegios donde se fomenta el contacto físico entre animales y personas.

Otro efecto beneficioso del masaje es que nos permite respetar el cuerpo de nuestro gato. dar un masaje a un gato ayudarnos a detectar signos precoces de ciertas enfermedades y comprobar problemas dermatológicos o infestaciones parasitarias. También se pueden detectar heridas, crecimientos y calvas (alopecia). La detección temprana de la enfermedad significa que es más probable que su pronóstico después del diagnóstico veterinario sea bueno.

Cómo dar un masaje relajante a un gato

Si recordamos la forma en que un gato se acerca a nosotros para el contacto físico, podemos ayudar a determinar las áreas importantes caricias con ellos. Estos son la cara, la cabeza, el cuello, la espalda y la cola, en el orden en que se nos presentan.

para explicar el La mejor manera de darle un masaje a un gato.aquí están los pasos que debe seguir:

  1. Espera a que el gato se acerque a nosotros o asegúrate de que esté de humor para un masaje.
  2. Es fundamental que les dediquemos tiempo para un masaje relajante. El gato puede sentir estrés, prisa o nerviosismo y es probable que lo ponga nervioso.
  3. Encuentre un lugar que sea cómodo tanto para la persona como para el gato.
  4. Antes de tocarlos, toca tu voz hablando con calma y cariño.
  5. Una vez establecido el contacto, podemos empezar a acariciar el lateral de su cara, zona que liberará feromonas apaciguadoras para aumentar su bienestar. Debemos comenzar suavemente y solo usar las puntas de los dedos al principio.
  6. Si el gato se niega a tener contacto en algún momento, detente y recógelo en un momento más apropiado. El respeto es básico, así que no fuerces un masaje o es probable que tu relación se resienta.
  7. Después de la persona, pasa la mano por encima de su cabeza y concéntrate en el espacio. detrás de las orejas y su barbilla. Haz pequeños círculos con las yemas de los dedos, teniendo cuidado de no ir demasiado en contra de la dirección de su pelaje.
  8. Continúe con estos movimientos en el cuello y comience a dar rodillazos al lado del cuello. No presione demasiado, especialmente en la tráquea, pero puede aumentar un poco la presión.
  9. Pasa tu mano abierta por su espalda, yendo desde la nuca hasta la base de la cola. También puedes hacerlo de lado, pero ten cuidado de no acercar demasiado la mano a su barriga. Esta zona es sensible y conmovedora, se sienten vulnerables.
  10. Finalmente, acarícialo sin ser demasiado brusco alrededor de la cola.

el es durante el masaje solo necesita ser entre 5 y 10 minutos, siempre respetando los deseos del gato ya que dependerán de cada felino. Lo más importante al masajear a un gato es aprender lo que le gusta y lo que no le gusta sin presionarlo demasiado.

Cómo dar un masaje a un gato - Cómo dar un masaje relajante a un gato

El lenguaje corporal del gato durante el masaje.

Además de explicar cómo dar masajes a los gatos, necesitamos saber prestar atención a las señales que dan. Esto se debe a que se comunican. no verbal y es entendiendo su lenguaje corporal que podemos aprender a comunicar mejor lo que están tratando de decir.

Durante un masaje, es probable que experimente una o más de las siguientes reacciones:

  • Llorando: este es uno de los sonidos más característicos de los gatos y es una de las mejores señales que pueden utilizar para mostrar su satisfacción, en este caso por el masaje.
  • babeando: algunos gatos babean durante los momentos de placer, por lo que si sabemos que nuestro gato está sano y lo vemos hipersalivar, debería ser una buena señal.
  • ‘Amasadura’: este es un movimiento que hace que los gatos estiren y contraigan mis patas como si estuvieran soplando aire. Es un remanente de su aventura porque es el movimiento que harían sobre el vientre de su madre para estimular la salida de la leche. Es sinónimo de bienestar felino.
  • Orejas dobladas: si nuestro gato pone las patas sobre la cabeza y dobla las orejas hacia abajo, está mostrando una posición muy cómoda. Pueden estar divirtiéndose tanto que nos atacarán si detenemos el movimiento.

Por supuesto, si el gato no es disfrutando del masaje ellos también te avisarán. Esto puede tomar la forma de rascarse o morder, o simplemente levantarse y marcharse.

Desarrollando tu masaje para gatos

Ahora que sabemos lo básico como dar un masaje a un gato, puedes mejorar tu juego de masajes para gatos usando accesorios. Estos incluyen juguetes de masaje especiales con lados texturizados o rodillos con protuberancias para que el gato lo disfrute más.

Estos aparatos de masaje actúan como parte del enriquecimiento ambiental del gato. Sí diferente allí también tecnicas y los tipos de masajes que puede darle a su mascota, pero la mayoría de ellos son solo variaciones del mismo tema que hemos tratado aquí.

Cómo dar masajes a tu gato - Desarrollando el masaje de tu gato

Si quieres leer artículos similares a Cómo darle un masaje a un gatote animamos a visitar nuestra categoría de Cuidados Básicos.

Artículo anteriorCómo lavar un gato Ragdoll
Artículo siguienteMás de 10 plantas seguras para gatos