Cómo cuidar a tu gata en Celo

Cómo cuidar a tu gata en Celo

Para nuestra gata, el entrar en celo es un proceso muy manifiesto e intenso, y puede llegar a ser extremadamente estresante, tanto para nuestra gatita como para nosotros. Sin embargo, nunca podemos olvidar que este es un proceso natural y sano en ellas

Fases del ciclo sexual en la gata

Sin un gato macho sin castrar en el hogar, es muy difícil que nuestra gata ovule (menos del 10 %). Sin ovulación espontanea la etapa de celos se mantendrá fijas cada dos o tres meses. Podemos decir que el celo de un gato esta formado por:

Proestro (12 horas a 2 días): es esta etapa, aunque la gata aun no aceptaría la copula ya manifiesta algún interés en machos, podemos observarla frotándose contra objetos o personas, y mostrándose mucho mas cariñosa.

Estro (3 a 12 días): podemos decir que, en esta etapa, nuestra gata esta 100% en celo, y su comportamiento es mucho mas manifiesto. Aceptara al macho si tiene la oportunidad.

Intervalo interestro (2 a 19 días): cosiste en un periodo de descanso entre dos oleadas de celos. Se puede encontrar actividad ovárica, pero los estrógenos disminuyen y progesterona no aumenta ante la falta de ovulación, se mantendrá hasta que llega el anestro.

Anestro (50 a 120): la gata no tiene actividad ovárica.

Diestro o pseudogestación (30 a 40 días): podemos encontrarlo cuando la gata esta pasando por lo que conocemos como ovulación instantánea, aunque no muy común en gatas sin contacto con un gato macho en edad reproductiva, también puede ocurrir cuando se a completado la copila, pero no se a logrado la gestación.

¿Cómo saber que nuestra gata entro en celo?

 El celo en las gatas es muy obvio, y los cuidadores de gatos sabemos que puede llegar a ser realmente molesto y estresante, para el gato, la familia e incluso para los vecinos. Cuando una gata entra en celo es difícil no notarlo, porque no se quedara callada aunque no haya machos cerca.

A continuación, enumeremos algunos de los síntomas que nuestra gata inevitablemente mostrara cuando esta entrando en celo.

  • Se muestra más nerviosa.
  • Necesitada de amor, incluso si nuestra gata es de las cascarrabias, se volverá una manaja de mimos durante este tiempo.
  • Levanta la parte inferior del cuerpo simulando la posición de monta.
  • Arqueara el lomo.
  • Maullidos fuertes y chillidos constantes.
  • Anorexia.
  • Insomnio.
  • Se restriegan constantemente con objetos o personas.
  • intentará escapar para conseguir pareja.
  • Marcaran con orina rincones del hogar.
  • Mueven los pies como si taconeasen.

Pero entonces, ¿Cómo calmar a nuestra gata en celo? Este periodo puede llegar a ser desconcertante y hasta atemorizante para nosotros, a ratos, parecerá que nuestra gata esta sufriendo, y queremos hacer lo posible para aliviarla, las siguientes pautas nos darán guía a que hacer para alivianar este proceso.

  • Es muy importante proporcionarle a nuestra gata de un lugar tranquilo
  • Proporcionarle todo el amor y atención que podamos a nuestra gata, ahora lo necesita más que nunca.
  • Aumentar nuestros tiempos de juego, eso hará desaparecer a ratos sus síntomas de celo.
  • Prohibido terminantemente gritarle, regañarla o castigarla por su comportamiento. ¡no lo hacen a propósito! Esta en su naturaleza e instintos.
  • Cepillemos su pelaje y regalémosle algunos elogios, siempre tratando calmarla.
  • Ofrezcámosle calos a nuestra grata por medio de contacto corporal, toallas calientes o bolsas tibias, el calor ayudara a calmarlas. 
  • Uso de feromonas felinas dispersas a los lados de su rostro para ayudar a tranquilizarla.
  • Aumenta la frecuencia con la que limpias el arenero.
  • Extremar el cuidado en puertas y ventanas, lo que menos queremos es una gata en fuga.

Te puede interesar

Artículo anteriorCómo alimentar a un gato
Artículo siguienteElige una caja de arena adecuada para tu gato