Cómo alimentar a un gato

Cómo alimentar a un gato

Cuando adoptamos a un gato, a todos estamos listos para comprarle accesorios, collares, cojines, cepillos, un montón de juguetes, buscar un buen veterinario y, por supuesto, nos preocupa como podemos ofrecerle la mejor alimentación posible.

En este punto es común y totalmente valido que nos surgen mil dudas, el mercado están inundados con diez mil tipos distintos de alimentos, y marcas, todos asegurando ser los mejores, más naturales o con más proteína. ¿Cómo elegir entre el pienso, las latas, la comida deshidratada o la casera?

Lo primero que tenemos que tomar en cuenta son las necesidades nutricionales de nuestros gatos, y es que los gatos son animales carnívoros. Esto significa que su alimentación está basada en su mayor parte en la proteína animal, bien sea procedente de la carnes rojas o blancas. Por lo tanto, no importa cual tipo de alimentación escojas, estos ingredientes no pueden faltar, y deben estar presente en abundancia.

Si no cubrimos estos requisitos podríamos estar sometiendo a nuestro minino a problemas de salud, un gato sin los nutrientes suficiente puede sufrir de anemia incluso cuando en el exterior parezca tener un peso adecuado.

Siempre podemos usar Otros ingredientes como hortalizas, frutas, verduras, cereales o huevos como acompañantes a la proteína principal.

Así mismo es importante conocer también que, por las características del aparato digestivo de los gatos, ellos prefieren pequeñas comidas a lo largo del día, en lugar de una o dos comidas copiosas al día, y beber muy poca agua, incluso en días calurosos, Esto se lo debe a sus antepasados que habitaban zonas desérticas y con lo que cazaban seseaban sus necesidades de líquido por lo que apenas necesitaban buscar agua en su ambiente. Sin embargo, si nuestro gato trata de seguir los pasos de sus tatarabuelos consumiendo poca agua, y nosotros en sus comidas no le proporcionamos la humedad necesaria es probable que pueda sufrir de deshidratación y presentar problemas urinarios.

¿Pero entonces, cuál es el mejor tipo de alimentos para nuestro gato?

Como decíamos párrafos más arriba, el mercado este inundado por 101 tipos de alimentos para nuestro felino, 10000 marcas y con especificaciones para todas las edades, pesos y razas. ¿Cuál es la correcta? vamos a revisarlas, y así podemos escoger cual es la más cómodas para nuestro estilo de vida y se adapta mejor a nuestro gato.

  • Pienso: es la estrella más popular entre los alimentos de gatos. de los más populares también, económicos y sencillos, pero tienen un problemita, y es que no cuenta con la humedad suficiente, y su consumo exclusivo puede derivar en problemas de salud para nuestro gato. Además, es un producto muy, muy procesado, y nunca vamos a estar 100% seguros de la procedencia de su materia prima.
  • Comida húmeda: en este caso, la humedad no es un problema, solucionamos ese problema del alimento anterior, pero no mucho en la calidad, ya que como

en el anterior caso es un alimento extremadamente procesado, y debemos estar muy al pendiente de sus componentes, además no es muy práctico si pasamos mucho tiempo fuera de casa, ya que tiende a estropearse si pasa mucho tiempo en el comedero.

  • Comida deshidratada: es una muy buena opción, ofrece la hidratación necesaria y, escogiendo una de calidad estaremos alimentando a nuestro gato con ingredientes naturales, cocinados y deshidratados. Su preparación es sencilla y rápida.
  • Comida casera: es una buena opción para estar completamente seguros de la calidad de la comida que estamos proporcionando a nuestro gato, y garantizar la hidratación, pero no podemos simplemente compartirle de lo que comemos al día a día, tienen que ser cocinados especialmente para el, bajo en sal y grasas procesadas, y es muy recomendable prepararla con las instrucciones de un profesional.

Entonces. al final, ¿cuál es la mejor opción?

La respuesta correcta solo puede deducirse según el presupuesto personal y el tiempo que tengamos. Pero procurando siempre que lo que le damos a nuestro felino sea lo más natural posible.

La comida casera es una buena opción si contamos con el tiempo de preparar recetas especialmente para nuestro felino y contamos con el asesoramiento de un nutricionista felino. Pero en casi de que no sea así, la comida deshidratada sencilla y rápida de preparar es una muy buena opción siempre que escojamos la marca con cuidado.

Te puede interesar

Artículo anteriorShih Tzu
Artículo siguienteCómo cuidar a tu gata en Celo