Baños para perros, ¿cómo lidiar con mascotas temerosas?

Baños para perros

La hora del baño del perro puede ser muy divertida para algunas mascotas. Pero, para otros, significa un momento muy estresante. Los motivos que hacen que el perro tenga miedo con el baño son variados. Puede simplemente no ser fanático del agua, extrañar la textura del champú o incluso odiar el sonido del secador. Sea cual sea la razón, el perro que se baña con miedo empieza a asociar el momento a algo negativo. Puede intentar huir, tirar agua por todas partes y ladrar mucho.

Si pasas por esto, debes preguntarte: ¿cómo bañar a un perro con miedo? te daremos algunos consejos que te ayudarán a afrontar esta situación. Compruébelo.

Cómo bañar al perro: empieza a acostumbrar a la mascota al agua poco a poco

No intente precipitarse con su perro. Si has visto que se siente asustado en el momento del baño en perro, debes ser paciente y acostumbrar poco a poco el agua en su cuerpo. Hay que saber que se trata de un proceso gradual y que probablemente no se logre de una sola vez. Elige un día y empieza a mojar las puntas de las patas de tu perro lentamente. En otra ocasión, sumerge sus patas un poco más y ve subiendo. Con el tiempo, se acostumbrará a estar mojado. El día del baño oficial del perro, el agua ya no le pillará tan desprevenido.

Apuesta por los juguetes, las golosinas y las caricias a la hora del baño en el perro

El perro temeroso en la hora del baño reacciona así porque asocia el momento a algo negativo. Por lo tanto, la mejor manera de revertir esta situación es convertir el baño en perro en algo placentero para él. Esto puede hacerse mediante el refuerzo positivo, que consiste en dar afecto, juguetes y golosinas durante la hora del baño. El perro tendrá otra percepción y, en lugar de tener miedo, entenderá que es un momento de diversión, donde será mimado y recibirá buenas recompensas.

La hora del baño del perro se convertirá en un divertido juego, ¿y a qué perro no le gusta jugar?

El cachorro que se baña necesita un entorno en el que se sienta cómodo

Dar un baño al cachorro, especialmente las primeras veces, puede ser una situación estresante para la mascota. Después de todo, no está acostumbrado a esta situación. Por ello, es muy importante que el perro que se baña se sienta cómodo y el primer paso para garantizarlo es la elección del lugar. Optar por un entorno al que ya esté acostumbrado es siempre lo ideal.

Por lo tanto, la mejor manera de dar el baño en el perro temeroso es en el interior. Si esto no es posible, vale la pena llevarlo a la tienda de animales, pero haz unos cuantos viajes antes. Así, cuando llegue el momento del baño, el perro ya estará un poco más acostumbrado al entorno de la tienda de animales.

Cuando bañe al perro, aproveche para masajear el cuerpo del animal

Nadie se resiste a un buen masaje, ni siquiera su perro. Por eso, un buen consejo sobre cómo dar el baño en el perro es pasar el champú y el acondicionador de forma muy relajada. Realiza movimientos circulares por todo el cuerpo del perro a modo de masaje. Al bañar al perro de esta manera, se sentirá relajado, eliminando la tensión y el miedo que sentía.

Al bañar al perro, equilibra la temperatura del agua

Si tienes un perro temeroso, es muy importante que evites cualquier situación que pueda dejarle incómodo a la hora del baño. La temperatura del agua, por ejemplo, debe estar bien regulada. Debe ser tibia, ni demasiado caliente ni demasiado fría. ¿Te imaginas el susto del perro temeroso al entrar en contacto con un agua pelada o súper fría? Sólo se pondrá más nervioso y tendrá aún más miedo de bañarse y enfrentarse de nuevo a temperaturas extremas.

Acostumbrar al perro temeroso al sonido de la secadora

Después de bañar al perro, llega el momento de secarle el pelo y este es otro momento irritante para el perro. Hay ruidos que no le gustan al perro y que pueden estresarlo mucho, como el sonido de la secadora. Por lo tanto, antes de utilizar el dispositivo, intente que la mascota se acostumbre al ruido y lo asocie con algo positivo. Encienda el secador de pelo y ofrezca al animal una golosina.

Mientras come, deja el aparato encendido. Cuando termine de comer, apaga el secador de pelo. Hazlo unas cuantas veces y asociará el sonido del secador de pelo con una situación positiva (además de la golosina, puedes hacerlo jugando o con mimos). Así, la próxima vez que vayas a bañar al perro le dará menos miedo el ruido del secador.

Te puede interesar

Artículo anterior¿Cómo hacer que su mascota duerma en su cama?
Artículo siguienteMi perra esta en labor de parto, síntomas y consejos que debes conocer